fbpx
gps

Bogotá, D.C.

Carrera 20 No. 57-51

mail
phone

Teléfono

(+57) 314 382 6055

Plegaria del Burrito del Domingo de Ramos

¡Señor Jesús:

Yo soy,

y solo quiero ser siempre

¡ tu burrito del Domingo de Ramos !

Porque en mi vida se cumple,

de manera muy precisa,

todo lo que el Evangelio nos cuenta de él:

Estaba atado, sin libertad, lejos de Ti…

y lo mandaste desatar,

¡ y lo trajiste junto a Ti !

“Vayan al pueblo de enfrente.

Al entrar, encontrarán un burrito atado,

desátenlo y tráiganlo”

(S. Lucas 19,30)

¡ Y lo mismo has hecho conmigo !

Amo y bendigo a quienes,

cumpliendo tu voluntad,

¡ me desataron y me trajeron ante Ti!

(S. Lucas 19,35)

¡ Gracias, Señor !

– La razón que adujiste me anonada:

“Si alguien les pregunta por qué lo desatan,

respondan: El Señor lo necesita.”

(S. Lucas 19,31)

¡ No me amas porque me necesites,

sino que me necesitas porque me amas !

¡ Tu amor, solo tu amor,

me tiene aquí contigo, Señor !

“Echaron sus mantos sobre el burrito 

y montaron a Jesús”

(S. Lucas 19,35)

Al burrito lo enjalmaron,

lo prepararon,

para que pudiera cargarte…

¡ Haz hecho lo mismo conmigo !

Me has equipado,

y hoy me consagraste 

como tu sacerdote

¡ Para que te lleve  a donde quieres ir !


Sí, Señor ¡ Móntate en mi !

¡ Haz de mi pobre estructura humana

un trono para Ti,  Señor !

¡ Te llevaré a donde quieras,

te acercaré a todos

para que te conozcan,

te escuchen,

y te amen !



¡ No te bajes nunca de mí,

que tu dulce peso es mi felicidad,

tu presencia en mí es mi suprema gloria !

¡ Eres mi alegría,

el sentido de mi vida !

¡ Y que nunca olvide,

que el importante eres Tú, y no  yo !

¡ No me dejes rebuznar, Señor !

Que mis rebuznos no hagan inaudible tu palabra…



¡ Y como los burros somos tercos,

cuando no quiera caminar

espoléame, Señor !

para que avance siempre

en la dirección que me señales…

¡ Toma las riendas de mi vida,

y hazme dócil a tu voluntad !


¡ Que mis cascos se gasten 

en tus caminos,

que toda mi energía vital 

se invierta en tu misión !

¡ Que me baste tu gracia, Señor,

y que tu poder 

se muestre en mi fragilidad !

Y al finalizar mi pobre historia,

– vacío de mí mismo –

déjame expirar a tus pies,

y acógeme en tus brazos 

amorosos e infinitos,

por la eternidad,

¡ En la plenitud que eres Tú mismo

 para el hombre y el mundo !



¡ Santo ! ¡ Santo ! ¡ Santo !

Maranna Tha

(S. Lucas 19,35)

Amén!

En el día de mi Ordenación Sacerdotal

Bogotá D.C. Noviembre 23 de 1985

¡Señor Jesús:

Yo soy,

y solo quiero ser siempre

¡ tu burrito del Domingo de Ramos !

Porque en mi vida se cumple,

de manera muy precisa,

todo lo que el Evangelio

nos cuenta de él:

Estaba atado, sin libertad,

lejos de Ti…

y lo mandaste desatar,

¡ y lo trajiste junto a Ti !

“Vayan al pueblo de enfrente.

Al entrar, encontrarán

un burrito atado,

desátenlo y tráiganlo”

(S. Lucas 19,30)

¡ Y lo mismo has hecho conmigo !

Amo y bendigo a quienes,

cumpliendo tu voluntad,

¡ me desataron y me trajeron ante Ti!

(S. Lucas 19,35)

¡ Gracias, Señor !

– La razón que adujiste me anonada:

“Si alguien les pregunta

por qué lo desatan,

respondan: El Señor lo necesita.”

(S. Lucas 19,31)

¡ No me amas porque me necesites,

sino que me necesitas 

porque me amas !

¡ Tu amor, solo tu amor,

me tiene aquí contigo, Señor !

“Echaron sus mantos

sobre el burrito

y montaron a Jesús”

(S. Lucas 19,35)

Al burrito lo enjalmaron,

lo prepararon,

para que pudiera cargarte…

¡ Haz hecho lo mismo conmigo !

Me has equipado,

y hoy me consagraste 

como tu sacerdote

¡ Para que te lleve  a donde quieres ir !


Sí, Señor ¡ Móntate en mi !

¡ Haz de mi pobre estructura humana

un trono para Ti,  Señor !

¡ Te llevaré a donde quieras,

te acercaré a todos

para que te conozcan,

te escuchen, y te amen !



¡ No te bajes nunca de mí,

que tu dulce peso es mi felicidad,

tu presencia en mí es

mi suprema gloria !

¡ Eres mi alegría,

el sentido de mi vida !

¡ Y que nunca olvide,

que el importante eres Tú, y no  yo !

¡ No me dejes rebuznar, Señor !

Que mis rebuznos no hagan

inaudible tu palabra…



¡ Y como los burros somos tercos,

cuando no quiera caminar

espoléame, Señor !

para que avance siempre

en la dirección que me señales…

¡ Toma las riendas de mi vida,

y hazme dócil a tu voluntad !


¡ Que mis cascos se gasten 

en tus caminos,

que toda mi energía vital 

se invierta en tu misión !

¡ Que me baste tu gracia, Señor,

y que tu poder 

se muestre en mi fragilidad !

Y al finalizar mi pobre historia,

– vacío de mí mismo –

déjame expirar a tus pies,

y acógeme en tus brazos 

amorosos e infinitos,

por la eternidad,

¡ En la plenitud que eres Tú mismo

 para el hombre y el mundo !



¡ Santo ! ¡ Santo ! ¡ Santo !

Maranna Tha

(S. Lucas 19,35)

Amén!

En el día de mi Ordenación Sacerdotal

Bogotá D.C. Noviembre 23 de 1985

Padre Humberto Silva Silva

Padre Humberto Silva Silva

Blog conmemorativo del Padre Luis Humberto Silva Silva; creador de la Fundación Kyrios y quién dedicó su vida a la formación de laicos y religiosos.

Comparte:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Más Popular

Visítenos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

On Key

Related Posts

Comentarios al Padre Nuestro

Dirigido a los integrantes de la Fundación Kyrios La palabra de Dios va creando en los corazones de los cristianos las actitudes, los sentimientos y

LAUDATO SÍ

Día tras día, el compromiso responsable, tanto personal como comunitario (individual y colectivo), sobre la protección de nuestra hermana tierra, nuestra casa común, se hace